Amelié y otros menesteres

Dado que el trabajo escasea
la pequeña Amelié ha decidido dedicarse a otros menesteres,
entre contrato y contrato.
Ahora le da por ir de compras sin comprar ropa,
solo poesía por un par de euros,
y pendientes sin pasar por caja.
Poesía en un sex shop
y pendientes de plata.

Ahora le da por querer querer.
Y en ocasiones, se le da de perlas.