Me dolían las alas



Coleccionar marcapáginas y no usarlos.
Hacer maletas sin salir de casa.
Respirar al margen, en el margen del cuaderno,
mientras otros escriben su historia.
Al margen.

Contemplar desde el patio de butacas
la obra en la que, al parecer, interpreto.
Observar tu cuerpo, ese cuerpo que desconoces,
 mi cuerpo, un cuerpo con vida propia.

Encapsulada bajo el chorro de agua caliente,
para aliviar el dolor de mis alas.

Me ha hecho efecto la anestesia de mi hermano.
Y ya ni siento, ni padezco.

Un sueño que se desdibuja
como las acuarelas que  nunca enmarcaremos.
Diluida en agua hasta desaparecer en la paleta.
No llegar al papel.

Ayer
Me dolían las alas de no usarlas,
hoy
me arrancaría una
para dársela.

10 comentarios:

Ayshane dijo...

Me ha encantado la entrada... es como tengo estos sueños en la recámara y hace tiempo que no echo a volar a cumplirlos y de repente uno se da cuenta y nota que las alas han estado demasiado tiempo en desuso...

Abrazos...

Anónimo dijo...

nena, qué preciosidad.......

Sr. D. Javier de García dijo...

Qué bonito... qué triste... Tienes que estirar esas alas. Yo te echo un cable!

El Nota dijo...

Muy humano..te has dejao un poco de ti ahí.Muy bonito
Saludos

Elchiado dijo...

[No digo nada: no puedo. Pero estoy por aquí. Un beso]

El Nota dijo...

Tranquilo Elchi éste no es mi blog

Elchiado dijo...

Suelo callar cuando algo me gusta mucho, señorita. Por eso no dije nada más. Bss.

Sr. D. Javier de García dijo...

jujuju!! Tergiversando.. Pero si es fácilmente entendible! Elchi :)

Elchiado dijo...

Hola.
Soy yo: YO.
Y me disponía a comentar tu última entrada: TÚ, última entrada. Pero voy a escribir aquí. Me gusta escribir al margen: aunque ELLOS no lo pillen. Escribo al margen y con un poco de lágrima... no, no te confundas; que aquí en Málaga, la lágrima es lo que deja el vino dulce en el vaso cuando lo apuras. Y lo que lloramos es sólo agua de mar... pero nada de lágrimas porque el término ya está tomado para lo otro.

Así que ya sabes, sonríe conmigo :) que a estas horas casi todo es gratis (y digo casi todo porque me parece que aún queda algún Opencor abierto... cabronesssss estosssss...)

Y sí, tergiversando un poco te diré que me gusta imaginar tu cara cuando lees mi subsconciente... (que eso es lo que escribo cuando vengo con lágrima)... porque, sabes?, sinceramente te lo digo: te imagino una sonrisa preciosa... y debe ser cierto. Porque los niños y los borrachos siempre dicen la verdad. Y ese soy YO ahora. Un besito (siento si me notas un algo reprimido en el lenguaje... jeje)
Te he dado un beso? Llévate otro, por si las moscas...

NubOsidad VaRiable dijo...

Vaya vaya con esta entrada.Lo que ha dado de sí ;))
Con vuestros comentarios ya no me duelen las alas.
Broche de ORO. Elchiado!!
BENDITA LÁGRIMA niño, me llegan todos los que me envías, espero que por allá el correo funcione igual de bien!! ;)))